Como enanos a hombros de gigantes

Editorial Nº 26. Junio / 2016

“Quasi nanos gigantum humeris insidentes”. Frase famosa del sabio medieval Bernardo de Chartres (+ 1130). La recoge su discípulo Juan de Salisbury: “Decía que somos como enanos a los hombros de gigantes. Podemos ver más, y más lejos que ellos, no por la agudeza de nuestra vista ni por la altura de nuestro cuerpo, sino porque somos levantados por su gran altura”.
Palabras enjundiosas, preñadas de interpretaciones. La primera evitar ingenuos adanismos. Somos únicos, pero nuestros problemas intelectuales, morales, personales y afectivos no son originales. Se resumen en el común deseo de ser felices, en la innata inquietud de conocer la verdad, y en la dificultad para conseguirlo. Y sobre esto se ha dicho y se ha escrito mucho y muy bueno.

Peñalba no alienta sueños alicortos ni educa con recetas fáciles. Fomenta afán de excelencia y grandes ideales. San Josemaría, que dijo: “todos estamos igualmente llamados a la santidad”, afirmó que “al que pueda ser sabio no le perdonamos que no lo sea”.

Metas altas que pueden acobardarnos. Es el momento de subir a los hombros de los gigantes.

Una buena lectura puede auparnos para ampliar el horizonte, a veces achicado por la tentación de la mediocridad. Convaleciente de un bombazo, el mundano Íñigo de Loyola cambió leyendo. Edith Stein – santa copatrona de Europa –, judía, se convirtió con la autobiografía de Santa Teresa. El pagano Agustín oye el famoso “toma y lee” y llega a la cima de la santidad cristiana… ¿Cuáles son nuestros libros?

A veces los gigantes no son tan altos: son incluso caras conocidas, rostros cotidianos. Pero tienen el consejo acertado, que nos anima y nos encauza. El colegio y la Asociación de Antiguos ofrecen lugares y momentos para formarnos humana y espiritualmente: ¡No los desaprovechemos!

Mejorar requiere lucha perseverante…y el reconocimiento de nuestras limitaciones. Crecer como hombres exige hacerse pequeños. Porque en la vida real sobre los hombros sólo se suben los niños.

Author: AA Peñalba

Share This Post On

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: