Espectáculo y emoción en el Torneo de A.A.

big_dscn0002.jpgEn el VI Torneo Fútbol Sala de Antiguos Alumnos se vivió una intensa emoción hasta la misma final. Parece ser que el nivel aumenta cada año que pasa y en esta edición, además, el tiempo acompañaba para disfrutar de una buena mañana.

 

Con tres grupos de tres equipos cada uno daba comienzo la competición sobre las 10:30 horas. A priori, todos los grupos eran complicados y el primer puesto no estaba decidido en ninguno de ellos.

Teniendo en cuenta que a ‘semis’ pasaban los tres primeros de cada grupo y el mejor segundo, nadie daba por perdido un partido hasta el último segundo. 

 

big_dscn8875.jpgEn el grupo A, el equipo de Pablo Bros (ganador de la pasada edición) comenzaba el torneo contra el conjunto de Kiko Mateo. Este duelo bien podría haber sido la final. Fueron los de Bros los que ganaron por 1-0, para luego también imponerse por 5-2 al equipo de Miguel de Castro y pasar primeros de grupo.

 

En el otro partido, Kiko Mateo y compañía se impusieron por 7-2, pero de nada les sirvió porque no consiguieron ser los mejores segundos.

 

En el grupo B, el más igualado, Julián de la Fuente e Ignacio de Castro abrieron el torneo con un espectacular encuentro que terminó en tablas (3-3). Viendo los resultados, ambos conjuntos sabían que ganando el otro partido a Gamazo, pasarían como primero y mejor segundo. Y así fue.

 

Finalmente, el grupo C se decidió en el encuentro que disputaron el equipo de Jesús de Castro y el de Juan Mateo, ya que Tordesillas no dio la talla y perdieron los dos encuentros. En el choque decisivo, la mayor experiencia de los de Juan Mateo se hizo valer en el campo, para terminar ganando por 1-4 y pasar a semifinales.

big_dscn8907.jpgSemifinales intensas 

Los dos encuentros de semifinales fueron a cara de perro. Hubo tensión, espectáculo, golazos y hasta tanda de penalties en una de ellas.

 

En el primer encuentro se medían el conjunto de Pablo Bros contra el de Ignacio de Castro. La seguridad defensiva del equipo de Bros se unió a la falta de puntería del equipo rival, para que los últimos campeones pasaran nuevamente a la final (6-4).

 

El segundo encuentro fue más igualado si cabe. Dos equipos experimentados frente a frente y con la ambición de pasar a la ansiada final.

Cuando parecía que el equipo de los De la Fuente, a priori favoritos, tenían el partido controlado, un sensacional Alfonso Ocaña dio la vuelta al marcador y consiguió que su equipo fuera a los penalties. En este caso, la suerte corrió del lado del equipo de Juan Mateo (8-7).

La gran final 

El equipo de Bros, más descansado, se hizo con una final muy bonito y en la que pudo pasar cualquier cosa. El buen entendimiento del equipo ganador y el bajón físico del equipo de Mateo fueron las claves para que los Bros repitiesen victoria en este torneo tan especial para todos.

Author: AA Peñalba

Share This Post On