25 años de la Promoción «Jaspe» (1992)

Después de tantas semanas reencontrándonos por “Whatsapp” por fin llegó el 25 de marzo. La verdad es que la organización fue perfecta y hay que agradecérselo al comité organizador: Arturo Bros, Gonzalo Cebrián, Santi García, Juanma Piquero, Paco Palacios y Miguel Palacios, alentados -como no podía ser de otra manera- por D. José Antonio de Íscar. Sin su desinteresada colaboración no hubiéramos conseguido un éxito tan rotundo de participación y una jornada tan emocionante y agradable.

Los más madrugadores en llegar, Santiago García, Arturo Bros, Gonzalo Cebrián, Jorge Sagardía. Poco después aparecieron Fernando Saldaña, Juanma Piquero, Paco Palacios y Roberto Blanco. Posteriormente Alberto Fernández, Miguel Ángel Acuña, Eloy Fraile, Jesús García Lesmes, Manuel Gutiérrez, Pedro Gamazo, Rafa Simón, David de Benito y Fernando Garrachón.

Los abrazos y saludos fueron fuertes y emocionados. En algunos casos no nos veíamos desde 1992, cuando terminamos COU. D. Antonio del Cañizo –que durante muchos años fue nuestro capellán– celebró la Santa Misa de acción de gracias y nos dirigió en la homilía unas palabras emotivas y a la vez aleccionadoras. Como no podía ser de otra forma se recordó a nuestros familiares fallecidos, en especial a Fernando García de la Cuesta. Al finalizar cantamos la Salve Regina, como en los tiempos de BUP y COU, en latín, como man-dan los cánones.

Al terminar la Santa Misa acudimos a la sala de Audiovisuales donde D. Jesús Albertos, actual director de Peñalba, tuvo la gentileza de recibirnos con unas cordiales palabras. Agradecemos de verdad su presencia y quedarse con nosotros hasta que terminó el acto en el colegio. Además, el colegio nos hizo entrega, a cada uno de los asistentes, de un recuerdo de los 25 años transcurridos: la imagen de la que será la nueva estatua de la Virgen del colegio en la ya inminente ermita. Nuestra Virgen, Asiento de la Sabiduría, pero renovada y mejorada, impresa en vidrio templado. Un detalle que jamás olvidaremos.

Después de tanta emoción, Arturo, delegado de la Promoción, recordó nuestro paso por el colegio y nos animó a restablecer amista-des perdidas por el paso del tiempo, que con el cariño que nos une, ese mismo día ya recuperamos. Este acto finalizó con la presentación de la Asociación de Antiguos Alumnos por parte de Juanma, de la que es vocal, y la entrega de la misma imagen que recuerda nuestro 25 aniversario a cada uno de los profesores allí presente: D. Alberto Barrera, tutor nuestro en los últimos años de la EGB (6º, 7º y 8º), D. Iñaqui Pérez, que fue nuestro tutor en 1º de BUP, año en el que él comenzaba su andadura en el colegio (feliz 25 aniversario para ti también, Iñaqui), a don Javier Sumillera y cómo no, a nuestro incombustible D. José Antonio de Íscar, pilar de la Asociación de Antiguos Alumnos y sin el que habríamos perdido el contacto entre muchos de nosotros. También se recordó a D. Juan Francisco de Cea, que no pudo asistir, que fue nuestro tutor de 2º de BUP a COU.

Al finalizar el acto recorrimos las aulas y nos hicimos fotos en ellas mientras recordábamos tantas y tan-tas anécdotas. Ciertamente hay cosas que no se pueden olvidar: compañeros, profesores, fechas significativas, aventuras en los pinares, visitas culturales y convivencias en la Cabañas y Torreciudad, ¡Para algunos, apenas parecía haber pasado el tiempo!

Tras un aperitivo en el vestíbulo de entrada, nos dirigimos al lugar elegido para almorzar, la terraza de la Cúpula del Milenio donde nos encontramos con algunos compañeros más que no pudieron asistir al acto en el colegio: Miguel Palacios, José Ramón de la Torre, Dani Llorente, Adolfo Villa, Julio Pescador y Chuchi Soler.

En un ambiente agradable, al que contribuyó el espacio y la comida y bebida, continuaron las risas y los recuerdos, teniendo presente en todo momento, a aquellos que les hubiera gustado estar entre nosotros y no lo hicieron por uno u otro motivo. Un tema recurrente a lo largo de la comida, ahora que muchos somos padres de familia, fue valorar de manera muy especial lo que nuestros profesores hicieron con nosotros. ¡Qué paciencia!

Al terminar el postre, y mientras seguíamos con el buen ambiente, Julio Pescador nos sorprendió con un montaje, en vídeo, de fotos de todos nosotros, en las que se veía el paso del tiempo y a la vez nos recordaba, aún más, los buenos momentos vividos en el colegio.

La sobremesa duró hasta las ocho de la tarde y aún tuvimos una sorpresa más con la aparición de Antonio García que se unió a nosotros para redondear una jornada especial. El deseo unánime de todos, según nos despedíamos, es volver a juntarnos cuánto antes. Y es que 25 años son muchos, pero no para retomar amistades que siempre están ahí.

Share This Post On

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.